Industria Automotriz DESEMBARCO

CHALLENGER HELLCAT REDEYE EN MÉXICO, ¿SEGUIRÁ RUMBO SUR?

dodge-challenger-srt-hellcat-redeye-2019-oficial-201847873_17_1

13/08/2019. El más potente muscle car en producción de Dodge llegó a México con su aura de auto-imagen que podría replicar en otros mercados de Latinoamérica -Argentina incluida- donde este tipo de fenómeno por ahora parece reservado para Camaro y Mustang…

Dodge, a la par de reforzar su oferta de muscle cars en los EE.UU., la ampliaría a otros escenarios donde vehículos similares de GM y Ford emocionan no solo a potenciales clientes, sino a la opinión general, convirtiéndolos en verdaderos “embajadores de imagen”.
Esto parece ser lo que la marca de FCA intenta hacer en México, donde lanzó la versión más poderosa en producción del Dodge Challenger, la Hellcat Redeye, equipada con un motor Hemi V8/ 6.2 litros sobrealimentado de 797 CV. En este caso en particular, las unidades vienen equipadas con el paquete Widebody, que es casi 90 milímetros más ancho, para mejorar el manejo y el frenado.
Dodge anunció que la nueva versión comenzará a llegar a los concesionarios mexicanos de FCA este mes, pero la marca está cambiando sus métodos de asignación para asegurarse de que el cupé de alta performance llegue a las manos de los entusiastas que lo esperan en el menor lapso posible.
“Traeremos pequeños lotes de entre 15 y 20 unidades, en determinados periodos del año. El cliente los puede reservar por adelantado”, comentó Jesús Gallo, director de la marca Dodge en México, quien agregó, “la mayor parte de los que nos están empezando a llegar ya están reservados”. Como dato complementario, el ejecutivo amplió que las versiones más básicas, tanto de Challenger como de Charger, representan alrededor del 8% de las ventas anuales de Dodge en México, unas 2.000 unidades sobre un total de 25.000 vehículos de la marca que se comercializan en el país, cifra que espera consolidar y aumentar con la llegada de este campeón de casi 800 CV.
Un caudal interesante que, en principio, abre buenas perspectivas para vehículos que, sin llegar a volúmenes demasiado importantes de venta, proponen mostrar el verdadero potencial de las marcas que los producen, prestigiando su imagen con fuertes sentimientos aspiracionales y de pertenencia.
Por ahora, el desembarco se simplificó a través de un “cruce de fronteras” de EE.UU. a México, aunque de prosperar el intento, no sería raro que el fenómeno se incrementara en el mismo sentido sur con que se inició.

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Últimas Noticias: