Industria Automotriz SALON DE FRANKFURT 2019

SHOW SIN MAGIA, SIN ESTILO, ¿SIN DESTINO?…

salon-automovil-frankfurt-2019-24.jpg_1741123634

12/09/2019. Eléctricos amorfos, novedades on board, carencia de estética y la ausencia de Ferrari –entre otras- condicionan al que supo ser el salón más importante del mundo…

Rod Duke (especial para V8)



La irrupción masiva de la electrificación como gran punto de inflexión en la historia del auto tal como lo conocemos, ha llegado con una tan insospechada, como alta, cuota de despersonalización de los vehículos. Como si el futuro que anticipa la nueva energía de impulsión tuviera que ser, forzadamente, tan relajado e impersonal que casi obligara a despegarse de todo lo actuado en materia de estilo, dinámica, estética y carácter sobre ruedas.
“Autos sin expresión” leí por ahí a los más cautos. “No tienen rostro”, escuché a los más básicos…
Es cierto que el auto ha perdido originalidad, mejor dicho, ha ido paulatinamente eliminándola. Lo confirma la desaparición de diseños, no tan lejanos, que denotaban alta creatividad y racionalidad con estilo, como el Ford Ka original (hoy convertido en un aburrido crossover), el Mini (transformado en un Maxi, burgués en estilo y tamaño) y el ya desafectado VW Beetle. En algunos casos, llegando como “reinterpretaciones” de exitosos modelos de antaño, es cierto, pero en todos los casos, demostrando que todavía se podía confiar en la inspiración y la creatividad aún en el marco de la evolución, como lo sigue proponiendo el caso más emblemático, tan perdurable como exitoso, el Fiat Cinquecento.
Sin embargo, estos y otros fueron las excepciones, el auto ya iba rumbo hacia una despersonalización que hasta nos ridiculizaba cuando intentábamos adivinar de qué vehículo se trataba ante su raudo paso por una calle o una ruta. Hoy en día, son muy pocos los vehículos que identificamos con un solo “golpe de vista”… Bueno, el Salón de Frankfurt, con su despliegue de eléctricos y/o electrificados de casi todas las marcas, promete agudizar todavía más las dificultades para insistir con el inocente reconocimiento.
Muestra que propone la mayor expresión de la nueva tecnología de impulsión, ciertamente, pero sin formas ni carácter en consecuencia. Para colmo, la ausencia de marcas que históricamente hicieron del estilo y la estética una declaración, agudiza el panorama.
Aquí, en la que supo ser la mayor feria automotriz del mundo, a las marcas generalistas del mercado global, como Toyota, Peugeot, Citroen, Nissan, Kia, Volvo, Mazda y todas las marcas de Fiat Chrysler Automobiles que “brillaron por su ausencia”, se sumaron, Rolls Royce, Bentley, Aston Martin y…Ferrari!
Caso, este último, que por tratarse de quien se trata, merece atención especial como contrapartida extrema a la tendencia de vehículos tan amorfos como “aburridos y silenciosos”, al decir de un colega alemán.



Ferrari eligió presentar el spider F8 y el 812 GTS en Maranello, Italia.
Lo que no es poco considerando la oportunidad que tenía de hacerlo en Alemania, el mercado de autos más grande de Europa, en uno de los países donde más Ferrari se venden y a pesar de que el lanzamiento en Italia le costó más dinero que una aparición en Frankfurt.
Sin embargo, al decir de los responsables de la marca, el Universo Ferrari creado en Maranello, estuvo disponible durante un mes en comparación con los 10 días del show de Frankfurt y fue realizado sobre un espacio, infinitamente mayor que lo que podría ofrecer cualquier stand, nada menos que 8.000 m2.
En ese sentido, los espacios de exhibición en la feria alemana eran tan pequeños que Ferrari manifestó que no podía mostrar su gama completa o incluso "ofrecer un café a un cliente potencial"...
Algo que podría acentuarse a futuro. O sea, en Tokio y Los Ángeles a finales de este año, habrá más eléctricos todavía pero no estará Ferrari, quien asistirá a Shangai, aunque en un espacio de exhibición separado de la muestra.
Si la sucesión de cancelaciones de la marca deportiva más emblemática se profundiza, podríamos estar asistiendo a otro de los fenómenos provocados por la electrificación masiva y aún no resuelto, que privilegia esta irrupción a cualquier costo en lugar de otros aspectos más tradicionales de las ferias, la desaparición de los superdeportivos en los salones liderada por Ferrari, nada menos, (¿o será que lanzar sus modelos junto con marcas generalistas y obligar a sus clientes a codearse con visitantes de diferente estrato social también juega un papel en la decisión de Ferrari?)
Un motivo más de preocupación para los organizadores de ferias donde, “cada vez se comunica más tecnología, pero se muestran menos diseños y esencia”. En la magia de los deportivos se encuentra uno de los mayores atractivos de cualquier salón del mundo, autos que, a menudo, el gran público solo puede verlos en esos escenarios, porque para aburrirse, al menos hasta ahora, tiene los autos que circulan todos los días por las calles…
/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Últimas Noticias: