Industria Automotriz DESAFÍO

¿SOBREVIVIRÁ EL 911 A LA ERA ELÉCTRICA?

porsche-911-aniversario-14

06/08/2019. La quintaesencia del “deportivo de todos los tiempos” ante el mayor reto de su historia…

Uno de las cuestiones más dramáticas del mundo del auto tal como lo conocemos, ante la irrupción de la electrificación, es como será el futuro para el deportivo más emblemático y significativo de la historia, el Porsche 911. Un futuro que comenzará a vislumbrarse en dos o tres años, cuando se inicie el desarrollo del nuevo modelo, y que se develará totalmente cuando, después de 2030, el 911 de la próxima generación comience a venderse.
El primer indicio lo entregó el CEO Oliver Blume, quien sugirió que, para entonces, Porsche podría ser una marca totalmente eléctrica…
El dilema quedará a cargo de Frank-Steffen Walliser, un gerente de carrera en y nuevo jefe de la línea de modelos 911 reemplazando a August Achleitner, quien ocupó el cargo durante 18 años, tiempo durante el cual diseñó tres generaciones sucesivas del famoso coupé de la marca, único vehículo en su segmento propulsado por un motor boxer de seis cilindros montado sobre el eje trasero.
Achleitner declaró que fue esta peculiaridad insustituible lo que permitió que el auto que en ciertos momentos de su historia fue un vehículo tecnológicamente obsoleto, se transformara en el mejor auto deportivo de lujo, "el 911 no siempre fue un ícono", asumió terminante.
Porsche ha podido actualizar el 911, por ejemplo, para cumplir objetivos de CO2 cada vez más estrictos en Europa, al tiempo que le introdujo características que permitieron aumentar sus ventas. En un determinado momento de cambio, los fanáticos de marca y modelo, odiaron el paso de la refrigeración por aire a la del enfriamiento por agua, pero siguieron comprándolo. Lo propio sucedió cuando Porsche cambió de motores con aspiración natural a motores turbo y, sin embargo, la demanda siguió siendo tan fuerte como siempre.


Sin embargo, el dramático paso de la propulsión convencional con motores de combustión interna a la electrificación, parece un reto demasiado desafiante, aún para el deportivo más caracterizado, aunque decididamente será inevitable.
Pero esta instancia, que seguramente será histórica en la vida del icónico modelo, tuvo un antecedente que avala el intento. Ocurrió cuando el legendario 356, que fuera la referencia para el 911, fue reemplazado por este cuando se decidió que debería potenciarse y cambiar su motor boxer-4 por el más poderoso boxer-6. Reducir la capacidad cúbica de los motores y sumarle apoyo eléctrico (tal como Porsche lo hizo con su exitoso 919 Hybrid del Mundial de Resistencia) para compensar la pérdida de potencia podría ser aceptable, aunque no van a ser pocos los que pongan “el grito en el cielo”.
Serán los “aristócratas” del modelo, aquellos puristas que pagan una gran suma por la combinación única de atributos que ofrece el 911, y que son los que le dan al modelo sus jugosos márgenes de beneficio y “protegen la salud” del resto de la cartera de productos de la marca.
Cuando Achleitner dejó su puesto, había cambiado de opinión sobre el concepto de un 911 totalmente eléctrico: por ejemplo, lo más determinante era que el peso del motor montado en la parte trasera podía reproducirse “artificialmente”. Sin embargo, la decisión definitiva dependerá de su reemplazo Walliser…
Un 911 híbrido y/o eléctrico 100% debería sentirse y manejarse como un deportivo de pura raza según Walliser, quien parece haberlo evaluado, "cualquiera podrá conseguirlo en un tiempo más o menos breve, eso ya no es un diferenciador. Sin embargo, hay otras maneras de diferenciarse y cuando llegue el momento, nuestra tarea será pulir y enriquecer los atributos típicos de Porsche en un vehículo electrificado".

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Últimas Noticias: