Industria Automotriz ADELANTO

El VW T-CROSS Y UNA LARGA CUENTA REGRESIVA HASTA 2019

Dhy2vv5WsAAx7-6

11/07/2018. Anoche, la filial local de la marca difundió las primeras imágenes del SUV para el segmento chico (B) que tendrá carácter global. Para Europa se hará en España; para nuestra región, en Brasil y luego, con empresas chinas para ese país y por último, en India. Según la filial local, a la Argentina “llegará en primavera, aunque su presentación y comercialización será en 2019”…

Las imágenes son elocuentes respecto a que la marca alemana ya no tiene mucho que ocultar sobre su nuevo SUV y luego de un render oficial que, como en todos los casos anteriores similares, pecó más de fantasioso y seductor que de real, su nuevo SUV está a punto de lucir su imagen definitiva en breve.
Guardan cierta expectativa los enmascaramientos en la zona frontal y trasera, pero esto preserva una cuota de sorpresa para el lanzamiento, que juega con la ansiedad cuasi infantil de descubridores y desavisados en ese momento cúlmine antes que con alguna duda de última instancia sobre su estética definitiva.
Con estos antecedentes comunes a la mayoría de modelos “que comienzan a lanzarse mucho antes de su lanzamiento”, manipulación que a menudo confunde más que anticipa la llegada de un nuevo vehículo (la marca manifestó que “llegará en primavera, pero se lanzará y comercializará a mediados de 2019”, corroborando lo antedicho y sonando muy poco serio...) el T-Cross desembarcará en uno de los segmentos más dinámicos del mercado global. Y que, en el caso de nuestra región, lo hará respondiendo a parámetros conocidos que anticipan que la variante Mercosur tendrá sensibles diferencias respecto al modelo europeo –aunque partiendo de la misma plataforma MQB-A0- como que el largo de este último es de 4.107 mm (Mercosur, 4.192 mm), con una distancia entre ejes de 2.565 mm (Mercosur, 2.651 mm).
Con estos cambios, la marca pretende no solo las ventajas de un mayor espacio disfrutable (en interior, y baúl de 385 litros) al servicio del usuario frente a sus rivales directos (en este caso, Jeep Renegade, Ford EcoSport, etc), sino incursionar en la periferia de competidores de mayor porte (Honda HR-V).
No obstante, este sensible diferencial a favor frente a sus rivales, tiene su contrapartida en que la variedad de motorizaciones prevista para la versión europea (nafteros, turbo, de 95, 115 y 150 CV y un tdi de 95 CV) será mucho más acotada para la variante Mercosur, donde la marca apelará seguramente a los conocidos, 1.0 TSi de 120 CV (no disponible aún para la Argentina) y el 1.6 litros tradicional de 110 CV.
El espacio interior no solo es mayor sino que también es modular, pues los asientos traseros, de serie, se pueden deslizar hacia adelante vía rieles, de forma que aumente el espacio para las piernas o para el equipaje (puede llegar a los 455 litros de capacidad): en ambos casos, las mejores cifras del segmento, según la marca.
A nivel europeo, el T-Cross dispondrá de un arsenal de dispositivos de seguridad y ayudas a la conducción. Por ejemplo, incorporará de serie el sistema de vigilancia Front Assist y el sistema de aviso de cambio del carril Lane Assist. Mas otros dispositivos como el aviso de ángulo muerto Blind-Spot Sensor, con Asistencia de Salida de Estacionamiento (advierte de vehículos que se aproximan), Sistema de Detección de Peatones y Protección Proactiva de Ocupantes (reacciona antes de un accidente cerrando las ventanillas y el techo corredizo, pretensando los cinturones de seguridad y estableciendo presión de frenado adecuada), todos estos sistemas serían opcionales en Mercosur, tal como nos tiene acostumbrados la marca en la región.
Según el máximo responsable de vehículos pequeños de VW a nivel mundial, Andreas Krueger, "creemos que la cuota SUV del segmento pequeño se duplicará en los próximos 10 años. Por tal motivo, estaremos en todo el mundo con este T-Cross, empezando con Europa, luego en América del Sur, en China con empresas conjuntas formadas con las locales y, finalmente, en India".




Comunicado de prensa Volkswagen Argentina
T-Cross: un nuevo formato de SUV de Volkswagen
Wolfsburgo / Múnich, julio de 2018: El nuevo T-Cross emprende la marcha. Dimensiones compactas y diseño inteligente. Compatible con la ciudad y preparado para correr pequeñas y grandes aventuras dentro y fuera de ella. El estreno mundial oficial del T-Cross tendrá lugar en primavera. Ahora, Volkswagen acorta el tiempo de espera ofreciendo un primer vistazo a este SUV que ya está prácticamente listo para la producción en serie. De esta manera, Volkswagen ampliará el espectro de los SUV con un nuevo modelo de entrada.
A partir de ahora, T-Cross, junto con T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y Touareg, integrará la nueva amplia gama de SUV de la marca en Europa. En la región y en nuestro país, el T-Cross llegará hacia fin de este año 2018. El T-Cross tiene un diseño carismático, cuenta con tracción delantera, ofrece un concepto funcional y se puede personalizar al máximo. «I am more»: este es el eslogan para la introducción del nuevo SUV. Este eslogan refleja la filosofía en la que se basa el T-Cross: ofrecer más que los demás. Pero sin costar más.
«I am more». El eslogan se divide en cuatro ámbitos de características del TCross: «I am practical»: más espacio y versatilidad; «I am cool»: diseño masculino y máxima individualidad; «I am intuitive»: digital y conectado a la red; «I am safe»: uno de los automóviles más seguros en comparación con la competencia. El SUV más compacto de Volkswagen tiene una longitud de 4107 mm y una altura de 1558 mm. De esta manera, el T-Cross es más grande que un Polo. Sin embargo, el T-Cross y el Polo se presentan en el mismo segmento: A0. De esta manera: Golf y T-Roc pertenecen al segmento A. T-Cross y Polo se incluyen en la clase inmediatamente inferior, es decir, A0 según región).
Un segmento fragmentado en dos tipos de vehículo independientes. Esta fragmentación hace más variada la oferta y confiere más emoción a la movilidad. El T-Cross lo demuestra: un SUV que es práctico y desenfadado a la vez, se conduce de manera intuitiva y ofrece un gran nivel de seguridad. El T-Cross, equipado con unas ruedas de hasta 18 pulgadas, es propulsado por cuatro motores turboalimentados.
Los modelos de gasolina (TSI) están combinados con un filtro de partículas Otto y ofrecen una potencia de 70 kW / 95 CV1, 85 kW / 115 CV1 y de 110 kW / 150 CV1, respectivamente. El modelo de diésel (TDI) tiene 70 kW / 95 CV (según región).
«I am practical». El nuevo SUV es sorprendentemente espacioso. En parte, esto se debe a la plataforma modular transversal MQB. Esta base innovadora avanza ampliamente el eje delantero, creando así un plus de batalla, un plus de espacio interior y un plus de capacidad de maletero. Además, esta última es variable: de serie, el asiento trasero se puede desplazar longitudinalmente para adaptarlo a la situación, ampliando el espacio para las piernas o la capacidad de maletero (de 385 a 455 litros). El volumen de carga máximo es el mejor del segmento. Una flexibilidad adicional se consigue con el respaldo abatible en el asiento del acompañante.
Un aspecto típico de un SUV es la posición de asiento elevada en el T-Cross: delante son 597 mm y detrás 652 mm; la perspectiva visual más elevada desde el T-Cross se realiza a través de la mayor distancia al suelo y del mismo sistema de asientos.
«I am cool». El diseño es distintivo. La parte frontal tiene una construcción alta que llama la atención: con un diseño carismático, una parrilla amplia y faros LED integrados. Uno de los factores que contribuyen a esta marcada altura es el capó delantero. La parte inferior del frontal destaca por detalles como los faros antiniebla perfectamente enmarcados. La luz de conducción diurna está integrada en las versiones T-Cross con los faros H7 en el módulo de los faros antiniebla; en lugar de los faros LED, la luz de conducción diurna se encuentra en la parte superior de la carcasa de los faros. En los laterales, las superficies quedan divididas por una línea de carácter bien marcada.
Por detrás, esta conforma unos potentes hombros y crea un nuevo elemento de diseño Volkswagen: la banda reflectora que se extiende por toda la parte trasera y enmarcada por un embellecedor negro. Los dashpads bicolor conectan el estilo fresco y los doce colores del exterior (opcionalmente también en bicolor) con el habitáculo, dimensionado extremadamente amplio para esta clase. Se pueden reproducir canciones de la mediateca del smartphone o los servicios de streaming a través del sistema de sonido opcional «Beats».
«I am Intuitive». Es demasiado temprano para presentar todos los nuevos detalles técnicos en el interior, pero hay una cosa clara: el T-Cross vendrá opcionalmente con un puesto de conducción digital con una pantalla táctil de infotainment de 8 pulgadas y el VW Digital Cockpit (cuadro de instrumentos digital) de última generación. Su manejo es intuitivo. Cuatro conexiones USB (dos en la parte delantera y dos en la trasera) y el sistema de carga inalámbrica aseguran la conexión óptima a la red y suficiente energía para smartphones.
El sistema opcional de cierre y arranque sin llave «Keyless Access» hace más cómodo el acceso al T-Cross; por su parte, el sistema de asistencia para luz de carretera «Light Assist», que está disponible igualmente como opción, asegura automáticamente que el conductor pueda contar con la ayuda de la luz de carretera siempre que sea posible. «I am safe» La influencia positiva de la plataforma modular transversal repercute en todos los ámbitos del T-Cross.
En consecuencia, gracias a la MQB, este SUV saldrá al mercado como uno de los vehículos más seguros de su clase; este hecho queda garantizado por sus excelentes resultados en las pruebas de colisión y una gama muy extensa de sistemas de asistencia. Siempre de serie: el sistema de vigilancia «Front Assist» y el sistema de aviso de salida del carril «Lane Assist». Entre los demás sistemas de asistencia cuenta el sensor de ángulo muerto «Blind-Spot Sensor» con «Asistente de salida del aparcamiento» (advierte de vehículos que se aproximan al T-Cross desde la parte lateral trasera), el «Sistema de detección de peatones» y la «Protección proactiva de los ocupantes» (reacciona antes de un accidente cerrando las ventanillas y el techo corredizo, pretensando los cinturones de seguridad y estableciendo la presión de frenado), (según región).
Estrategia de SUV
Una docena de nuevos SUV Volkswagen entre 2016 y 2020 Con el nuevo T-Cross, Volkswagen impulsa su ofensiva de productos SUV a nivel mundial. Esta se inició en 2016 con el modelo actual Tiguan. En 2017 le siguieron el Tiguan Allspace, que ofrece hasta siete plazas, y el compacto T-Roc. Paralelamente, Volkswagen lanzó en el segmento superior en 2017 el Atlas, desarrollado para EE. UU., y su modelo hermano chino Teramont, siempre con siete plazas. El año 2018 se inició con una nueva ofensiva SUV: Volkswagen of America presentó en Nueva York dos versiones concept del Atlas, Cross Sport (un cinco plazas cercano a la serie) y Tanoak (pickup). El mismo mes, Volkswagen mostró en China como estreno mundial el nuevo Touareg, el buque insignia de la marca.
En el contexto del estreno del Touareg, la empresa presentó además en Pekín dos futuros SUV para China: el Powerful FamilySUV (estudio de un modelo universal concebido para familias) y el Advanced Midsize SUV (equivalente del estudio Atlas Cross Sport).
La mirada hacia el futuro más lejano también muestra unos hechos muy concretos: para el año 2020 está previsto el lanzamiento del primer SUV totalmente eléctrico de Volkswagen, el I.D. CROZZ. Con un espectro que abarcará desde el T-Cross hasta el I.D. CROZZ ofrecerá a Volkswagen uno de los mayores programas de SUV del mundo y cubrirá prácticamente todos los segmentos. .......................................................................................................................................................

Últimas Noticias: