45 Toneladas PRODUCCIÓN

COMENZÓ A FABRICARSE EL NUEVO CLASE G

NAZ_f53223fa6c8245eaa574c5d882504032

22/05/2018. El Mercedes-Benz G-Class 2019 inició un nuevo ciclo de producción en el mismo lugar desde donde en 1979 salió el primero de la clase: la planta de Magna Steyr de Graz, Austria…

Con la mayor transformación en sus 39 años de historia, la nueva generación del Mercedes-Benz Clase G comenzó a ser fabricado convertido en uno de los SUV más icónicos y codiciados de la historia.
Además de continuar con la tradición de ser un SUV al viejo estilo (tan cuadrado y poderoso, como imponente), la producción del nuevo Clase G se llevará a cabo en el mismo lugar desde donde, en 1979, salía el G-Class nº1: la planta de Magna Steyr ubicada en Graz, Austria. No solo una garantía de confiabilidad, sino de la continuidad de un proceso casi artesanal de construcción del que muy pocos modelos pueden vanagloriarse en el mundo.
Con el paso del tiempo, este emblemático SUV ha ido perfeccionado cada uno de sus componentes para continuar con su historia de éxitos y horas atrás inició un nuevo capítulo que, a diferencia de muchos vehículos de su mismo estilo que han desaparecido o bien han sufrido cambios dramáticos en su diseño, se mantiene fiel a su esencia. Resumiendo, tan “puro y duro” como siempre, el nuevo "G" seguirá siendo un "G", solo que mejorado...
El nacimiento del Clase G tiene origen en 1972, gracias a un acuerdo entre Daimler-Benz AG ( hoy Daimler AG) y Steyr-Daimler-Puch (hoy Magna Steyr) para la creación de un SUV de alto desempeño en TT.
Tres años más tarde, la decisión a favor de la producción de este modelo, originó la construcción de una nueva planta en Graz, Austria, donde el 1º de febrero de 1979 se inició la producción del Clase G.
Desde su lanzamiento, se fabricaron más de 300.000 unidades, y una clara señal de su impresionante vigencia la dio el hecho de que sin importar que el año pasado fuera el último período de producción de la generación anterior, la temporada 2017 significó un nuevo récord de ventas con 22.000 unidades.
Y la nueva versión del modelo llega con más avales que los que nunca tuvieron las versiones precedentes, garantía de que al nuevo G-Class le espera un futuro venturoso.
A poco más de un mes de su lanzamiento en Detroit, ya apareció la versión AMG 63 con motor V8/4.0 litros, biturbo, de alrededor de 580 CV y con un torque de 86,6 kgm.
A esta, la seguirá la variante diésel que se anunció pocos días atrás, que traerá el motor OM 656 de seis cilindros que ya se usa en el restyling del clase S y en el nuevo CLS, entre otros modelos. La misma, se ofrecerá con dos niveles de potencia, 285 CV y 335 CV, y equiparán respectivamente a las versiones 350d y 400d.
Por último, la noticia que publicamos en este espacio, respecto a que la versión anterior del G-Class continuará en producción, cierra el círculo respecto al abanico de posibilidades que tendrá un modelo que, no seduce por su estética, ni convence por eficiencia o electrificación, pero que ha logrado conservar su verdadero espíritu por casi 40 años, lo que en estos tiempos tan vertiginosos y volátiles, no puede ser reemplazado por ninguna tecnología conocida.


....................................................................................................................................................

Últimas Noticias: