Industria Automotriz SUBSIDIO AL DIÉSEL

VW SIN VERGÜENZA

ea1898

12/12/2017. Después de haber sido por años uno de los principales impulsores de la tecnología “diésel limpio”, a partir de haber sido descubierto haciendo trampa con las emisiones, el grupo alemán, no solo le da la espalda, sino que pide a los gobiernos dejar de subsidiar a dicho combustible. ¿Cuándo mentía, antes o ahora?...


A pesar de que VW fue la principal marca en promover la tecnología Clean Diesel pocos tiempo atrás, ahora está presionando agresivamente por la electrificación de todo tipo de vehículos. De hecho, la compañía que admitió haber hecho trampas en las pruebas de emisiones, generando el mayor escándalo en la historia de la industria automotriz en 2015 y condicionando la centenaria “filosofía diésel” a un oscuro destino, actualmente, está tratando de convencer al mundo de que deje de lado los subsidios al combustible del que tanto se sirvió y al que tanto promovió durante décadas.
Matthias Müller, CEO del Grupo VW, declaró en una entrevista reciente que el gobierno alemán debería dejar de subsidiar completamente al diésel.
Una posición, sin duda, acomodaticia y bastante controvertida por parte de VW que, a partir que sirve como recordatorio de que todos los fabricantes alemanes se beneficiaron en gran medida a través de los programas de quita de impuestos a los combustibles diésel en Europa, en este momento en que dicho combustible se ha convertido –injustamente- en poco menos que en “un nuevo factor del mal”, el grupo alemán ve una oportunidad para lastimar a su competencia mientras urge a sus ingenieros por nuevos desarrollos eléctricos.
"Deberíamos cuestionar la lógica y el propósito de los subsidios al diésel", expresó Müller al periódico alemán Handelsblatt . "El dinero puede invertirse de manera más sensata para promover tecnologías más amigables con el medio ambiente", manifestó el ejecutivo en lo que muchos interpretaron como las declaraciones “de un zorro luego de salir del gallinero”...


Su propuesta tiene sentido en general, nadie lo duda, y hasta lógica para el grupo que lidera. VW tiene mucho por ganar promoviendo la electrificación de los vehículos en Europa, especialmente, porque va rumbo a abandonar por completo la tecnología diesel.
Sin embargo, Europa no está muy interesada en el destino del combustible por ahora. Si bien varios países han propuesto la prohibición de los motores con combustión interna en las próximas décadas, esto irá sucediendo progresivamente en los años por venir y no solo afectará a los diésel, sino también a los nafteros.
Por otra parte, hasta los propios ambientalistas son escépticos respecto a las enfáticas manifestaciones de Müller. Por ejemplo, en la revista Time de Nueva York, se destacaron las declaraciones de Tobias Austrup, un experto en transporte de Greenpace, quien expresó, "El gobierno está siendo impulsado a eliminar los subsidios al gasoil por nada menos que el mayor defraudador de diésel de la historia", lo que plantea una paradoja contundente en si misma también en cuanto a la opinión generalizada.
Además, la reducción y/o eliminación de los subsidios al gasoil solo favorecería a la era “post diésel” de VW. Ni BMW ni Daimler están tan dispuestos a apostar por la electrificación como lo está haciendo el tercer grupo alemán, cuyo camaleónico cambio despierta muchos interrogantes a partir de la cuasi fanática promoción del diesel primero, la posterior comprobación y aceptación del engaño con las emisiones luego y de este verdadero “looping ideológico” que convierte a VW en el mayor detractor del gasoil en la actualidad.

...............................................................................................................................................

Últimas Noticias: