Deporte DAKAR 2018

MINI BUGGY, LA SEGUNDA OPCIÓN DEL X-RAID

20171120094822-ceb58d0b-xl

21/11/2017. El equipo oficial Mini presentó hoy su nueva alternativa para afrontar la 40ª edición del Dakar: un buggy 4x2 con tracción trasera. Habrá tres de estas unidades para Hirvonen, Menzies y Al-Rajhi, mientras que Roma, Terranova, Przygonski y Garafulic utilizarán los Mini JCW 4x4...

En el Dakar 2018, el X-raid dará los primeros pasos hacia una nueva era presentando el Mini John Cooper Works Buggy. En los últimos 15 años, el equipo basado en Trebur se centró, totalmente, en vehículos de cuatro ruedas motrices, pero en el Dakar 2018 que comenzará a principios de enero en Lima, Perú, estará, por primera vez, con un diseño diferente: 4x2 con tracción trasera.
"Estamos absolutamente encantados de tener la oportunidad de presentar nuestro buggy, un vehículo en el que todo nuestro equipo trabajó arduamente en los últimos meses", manifestó el director del equipo X-raid, Sven Quandt. "Nunca tuvimos un desarrollo como este, es único en la historia del X-raid, por lo que muchos ingenieros se involucraron en él".
Aunque se invirtió mucho tiempo en el desarrollo del buggy, también el Mini John Cooper Works Rally se mejoró en muchas áreas y se rediseñó drásticamente basándose en su confiabilidad probada.
"Debido a las ventajas que ofrecía el concepto 4x2, se nos ocurrió la idea de construir un buggy", reveló Quandt. Y a fines de 2016 la idea comenzó a tomar forma. El trabajo en el proyecto comenzó en febrero de 2017 y en total, más de 45 ingenieros de X-raid y numerosos socios trabajaron en el nuevo buggy.
"El paquete aerodinámico fue de gran importancia y fue mejorado junto con KLK Motorsport en muchas simulaciones", amplió Quandt, "y el aspecto final del vehículo fue creado en cooperación con el equipo de diseño de Mini".
Diseñado por BMW Steyr, el nuevo buggy tiene un motor completamente nuevo, basado en la conocida unidad motriz de seis cilindros, turbodiesel, de BMW. Y huelga decir que, los socios a largo plazo, como BMW Motorsport, Magna, Heggemann, CP Autosport y Faster, también estuvieron involucrados. "Fue el primer buggy diseñado y construido por nosotros, por eso apelamos a nuestro mayor esfuerzo, sin dejar de recordar nuestra experiencia al respecto", mencionó Quandt
Reunir a todos los ingenieros implicados en un mismo lugar, no solo habría dado lugar a altos costos, sino que también habría sido prácticamente imposible, hasta por una cuestión de tiempo. Por lo tanto, se decidió realizar video-conferencias. "Estas convocatorias dictaron nuestras vidas durante cuatro meses", agrega Quandt. "Pero nos ofrecieron la oportunidad no solo de analizar pequeños detalles en forma rápida y exhaustiva, sino también de observarlos de cerca y de adaptarlos a nuestras necesidades".
A principios de septiembre, el Mini John Cooper Works Buggy cubrió sus primeros kilómetros en la sede de X-raid en Trebur. Y unos días después salió para su primera prueba off road en Hungría. "Antes de este ensayo estábamos muy emocionados, pero todo fue bien y el buggy completó las pruebas sin ningún problema importante", relató Qandt.
Luego, el buggy viajó a recorridos más difíciles, durante tres semanas en Marruecos. "Por supuesto que detectamos varias cosas que podrían mejorarse, pero a lo largo de las tres semanas de prueba, el buggy nunca fue afectado por un problema técnico, y eso es realmente notable. El mayor desafío fue gestionar este proyecto y sin perder ningún detalle", insistió el director del equipo.


El propio Quandt sentenció, "Somos muy conscientes del hecho de que competir en un evento con un vehículo totalmente nuevo puede ser riesgoso. Pero nosotros y el buggy estamos preparados para los desafíos y las tensiones que habrá en Sudamérica".
Al mismo tiempo, el más convencional Mini John Cooper Works Rally también se repasó en muchas áreas. "A pesar de toda la euforia que hubo por el nuevo modelo, definitivamente no nos olvidamos del 4x4", subrayó Sven Quandt. "Hay rutas y terrenos donde la tracción en las cuatro ruedas, definitivamente, representa una ventaja. Además, nuestro vehículo es extremadamente confiable y fue, precisamente, la confiabilidad lo que nos ayudó a obtener numerosos éxitos".
No solo la nueva reglamentación técnica, sino también el nuevo motor diseñado originalmente para el Mini John Cooper Works Buggy permitieron un avance significativo en el 4x4. Las principales mejoras derivadas de las nuevas reglas fueron, el mayor recorrido de las suspensiones (de 250 a 280 mm) y la reducción del peso mínimo total de 1952 a 1850 kilos.
"Logramos alcanzar el nuevo peso mínimo luego de revisar todos los componentes del auto y después de un gran esfuerzo", agregó Sven Quandt.
"Nuestro objetivo es llegar al podio. No importa si con el Mini John Cooper Works Buggy o con el Mini John Cooper Works Rally. Hay muchas variables que no podemos controlar, como la ruta, el clima y, por supuesto, una dosis de suerte. Algo que definitivamente también se necesita si se quiere tener éxito en el Dakar ", concluyó Sven Quandt.
Algunas opiniones de los pilotos Mini complementaron este informe sobre la preparación del X-raid con miras a la 40ª edición del Dakar.
Para Miko Hirvoben, lo más destacado del Buggy 4x2 fue “…Su manejo en terreno accidentado. El buggy es un vehículo liviano y presenta un recorrido de suspensiones más largo que cualquier otro automóvil que haya conducido hasta la fecha”. Sin embargo, no descartó el Rally 4x4, “la velocidad con la que se puede conducir en suelo bacheado es simplemente increíble. Sin embargo, en las secciones sinuosas, que se asemejan a las etapas WRC, el Buggy es algo menos preciso que el 4x4. En las dunas, la diferencia es grande y al principio me resultaba más difícil conducir por las grandes dunas. Eso podría ser un desafío especial en el Dakar".
Por su parte, el argentino Orlando Terranova, quien estará a cargo de uno de los cuatro JCW Rally 4x4, manifestó, "Estoy realmente encantado con el Mini mejorado ya que realizamos un gran avance. Cuando lo manejé con el recorrido de suspensiones más largo y menor peso por primera vez, fue una buena sensación de inmediato. La confiabilidad sigue estando, pero el manejo y el rendimiento de los frenos se han mejorado. La nueva suspensión nos permite ir más rápido en terrenos accidentados y también mejora el confort de conducción. Una verdadera ventaja… ".
Por su parte, Nani Roma, recién retornado al equipo luego de su paso por Toyota, fue muy elocuente. “La posibilidad de decidir en el futuro entre el Rally y el Buggy influyó para que volviera. El 4x4 con menos kilos y más recorrido de suspensiones ha mejorado mucho lo que había. El Buggy es más cómodo por las suspensiones, tienes más la sensación de poder tirarte por todas partes. Lo probé en Hungría y en Marruecos antes de dar mi opinión, pero ahora ya me he concentrado en el JCW Rally”.
Fuente: X-raid.



......................................................................................................................................................................................................

Últimas Noticias: