Industria Automotriz ANTICIPO

EL MERCEDES CLASE G TENDRÁ FAMILIA

mercedes-benz-g-500-4x4-11

09/11/2017. Mientras se palpita la llegada del nuevo Clase G a fines de este año –que según se dice, habrá que mirarlo dos veces para reconocerlo- la marca prepara un “Baby G” que será una versión reducida de aquel. Se hará en México, utilizará motores de entre 136 y 408 CV y también versiones híbridas desde 2019…

La carrocería del nuevo Clase G seguirá siendo cuadrada, con destacados faros redondos, señales de giro en la parte superior de los guardabarros delanteros, y la rueda de auxilio montada en el exterior de la puerta trasera con gruesas bisagras laterales, lo que entregará una imagen inquietantemente familiar. Pero todo lo que habrá debajo de esa silueta fue rediseñado desde cero.
Esta es la carta de presentación más precisa que hoy se tiene sobre el futuro Clase G, ícono de Mercedes, que se presentará a fines de este año, con probable irrupción a toda orquesta en uno de sus escenarios preferidos, el Salón de Detroit 2018.
Y hay más datos. El nuevo Clase G será 10 centímetros más ancho, pesará unos 300 kilos menos, incorporará nuevas suspensiones de última generación entre las que se destaca una delantera independiente en lugar de la tradicional y conocida en el modelo actual.
Se sabe también que, siguiendo los variados perfiles de sus potenciales clientes, habrá lujosas versiones Maybach y deportivas alternativas G63 y G65 de 600 CV plus.
Sin embargo, en medio de las especulaciones, también surge una variable impensada hasta el momento, aunque acorde con la tendencia actual a partir de la euforia global por este tipo de siluetas, y se trata de un “Baby G” que, a imagen y semejanza del G-wagen, será una especie de réplica reducida del emblemático TT de Mercedes, que se construirá en México y verá la luz en 2019.
Conocido bajo la denominación-clave de X247, tendrá amortiguadores adaptativos, transmisión A7 con doble embrague y diferentes opciones de impulsión.
Ofrecerá cuatro alternativas de motores convencionales que van, desde el tdi 1.6 litros de 136 CV, hasta el naftero V8 de 408 CV de la versión AMG más extrema. Y también se adelantan híbridos convencionales y alternativas plug-in.
Pero aquí no terminaría la prole del emblemático modelo, sino que a partir de este primer descendiente, se anticipan siluetas similares que abarcarán la gran mayoría de las posibilidades para este tipo de vehículos, como pueden ser: variantes lujosas, para TT extremo, combinaciones con motores de cuatro, seis y ocho cilindros, nuevos híbridos y toda aquella posibilidad que se pueda aplicar a la tendencia SUV que promete intensificarse en los próximos años.

.............................................................................................................................................................................

Últimas Noticias: