Industria Automotriz AYUDA A LA CONDUCCIÓN

LA AUTOMATIZACIÓN HACE PEORES CONDUCTORES

autos-autonomos-sexo

11/08/2017. Los cada vez más numerosos auxilios a la conducción degradan la capacidad de los conductores, cada vez menos requerida para realizar maniobras que le confían a la automatización. A partir de un aumento del 14% de víctimas fatales en los últimos dos años en rutas de EE.UU., los fabricantes –alarmados- ya se plantean la disyuntiva de como facilitar la conducción sin afectar las condiciones de los conductores…

La tecnología de asistencia al conductor que mantiene a los vehículos en sus carriles, guarda distancia segura de otros vehículos, advierte del tráfico “invisible” y acciona los frenos para evitar accidentes “en cadena”, entre otros, se expandió rápidamente desde los modelos de lujo hacia las unidades más accesibles. Pero estas ayudas automatizadas, en principio, destinadas a mejorar la seguridad y facilitar el manejo, están teniendo una consecuencia no deseada: afectan negativamente las habilidades de los conductores.
"Hay muchas preocupaciones acerca de la distracción de la gente cuando conduce y estamos tratando de analizar todas las posibilidades", manifestó Adrian Lund, presidente del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Rutas de EE.UU. "Todo lo que hacemos para que la tarea de manejar sea un poco más fácil, hace que las personas presten menos atención cuando están conduciendo", concluyó el ejecutivo.
Los accidentes fatales en rutas estadounidenses aumentaron un 14% en los últimos dos años, con más de 40.000 personas muertas en accidentes en 2016.
Mientras que el exceso de velocidad y las rutas más congestionadas se llevan la mayor parte de la culpa, la distracción es otro de los principales culpables.
Los datos publicados por el gobierno federal muestran que la manipulación de dispositivos portátiles durante la conducción, incluyendo mensajes de texto o navegar por la web, se ha incrementado aumentando los riesgos en forma exponencial.
Las características semi-autónomas de hoy, que anticipan los vehículos sin conductor del mañana, fueron implementadas para compensar la falta de atención detrás del volante, sin embargo, también pueden hacer que los conductores exageren su confianza en las nuevas tecnologías.
La industria automotriz está “muy preocupada” por los efectos secundarios no deseados de sus nuevas y cada vez más populares características, y las empresas están trabajando para encontrar maneras de mantener a los conductores atentos en lugar de estar pendientes de sus teléfonos –también, y cada vez más- inteligentes.


General Motors está instalando una tecnología de “rastreo de ojos” a través de la característica Super Cruise, que estará presente en los modelos Cadillac a finales de este año, lo que permitirá a los conductores sacar las manos del volante, pero sin sacar la vista del camino.
El ProPilot Assist, de Nissan, es un sistema que mantiene el vehículo centrado en su carril y lo hace detener si el conductor va más de 30 segundos sin tomar el volante.
El año pasado, Tesla implementó límites en la capacidad de los conductores para ir con “manos libres” mientras usan el piloto automático de su autoría.
Los ingenieros de Toyota reconocen que la nueva tecnología está cambiando la forma en que la gente conduce y ha iniciado estudios con las principales universidades para aprender cómo podrían evolucionar los hábitos de conducción de las personas.
Los usuarios reconocen los peligros de conceder el control del vehículo a los sistemas automatizados. En una encuesta informal de unos 850 visitantes a un sitio de compras de vehículos, un 57% de estos concluyeron que las tecnologías de asistencia al conductor terminarán afectando las habilidades de conducción.
"Sin duda, la tecnología está haciendo que los conductores sean más perezosos y estén menos atentos", comentó Mike Harley, editor jefe del sitio citado (Kelley Blue Book). "La mayoría de las funciones digitales de 'asistencia al conductor' de hoy están diseñadas para superponerse a las habilidades básicas de conducción, lo que relaja el sentido de responsabilidad del conductor", culminó en forma concluyente.
Las investigaciones respecto a este tema crucial son cada vez más abundantes, a partir de la proliferación de nuevos sistemas de ayuda a la conducción, y todo parece encaminarse hacia un punto de encuentro donde, finalmente, los fabricantes de vehículos deberán tomar el caso minimizando el aura fantasiosa que, a menudo, proponen los responsables de marketing de las terminales y que cuenta con la “complicidad” de técnicos e ingenieros, siempre dispuestos a seguir avanzando en sus desarrollos. Volveremos sobre el tema…
Fuente: Automotive News.


...................................................................................................................................................................................................

Últimas Noticias: