Especiales NOSTALGIA

DB4 GT BY ZAGATO, LOS ASTON MÁS HERMOSOS VIENEN DE ITALIA

db41

08/08/2017. “Pídele aleaciones a los alemanes, estirpe a los ingleses, pero si estamos hablando de estilo y belleza de formas, hay que hablar con los italianos”, concluye la singular calificación el filósofo Lawrence. Sentencia tomada al pie de la letra por Aston Martin cuando decidió hacer algo más por su DB4 GT, con el que comenzó todo hace más de 55 años…


El DB4 GT Zagato le brindó a su deportividad un distinguido pedigree que convocó belleza, exclusividad y rareza.
Su origen era el DB4 a secas, cuya arquitectura y estilo fueron producto de Carrozeria Touring de Milán, que fue presentado en el Salón del Automóvil de Londres 1958. Respetuoso de la pompa y formalidad británicas, Touring realizó una versión que respondía a estas premisas, pero que no sorprendía, el peso de la marca y su prosapia hicieron el resto…
El DB4 fue seguido por el DB4 GT en 1959, cuya misión fue exaltar la deportividad con intención de que se destaque en competencias de Gran Turismo, por lo cual terminó siendo más corto y más liviano.
Y en el Salón del Automóvil de Londres de 1960, Aston Martin, finalmente, introdujo el sublime DB4 GT Zagato, el primero de una exitosa alianza entre el fabricante inglés y el carrocero italiano , poseedor de una carrocería tan inédita como subyugante y todavía más liviana diseñada por Ercole Spada, capo artesano y forjador de bellezas sobre ruedas.
La chispa inicial para crear el DB4 GT Zagato fue encendida por David Brown (quien dirigió la compañía desde finales de la segunda guerra mundial -1945- hasta 1972, año en el que la vendió, aunque sus iniciales DB perduraron) y John Wyer (responsable de gran parte del éxito del Ford GT40 en la segunda mitad de los años ‘60) que buscaban la forma de vencer a Ferrari en Le Mans en 1961.
Cuando la decisión tomó cuerpo, el trabajo fue encargado a Zagato quien, inmediatamente, le encomendó la tarea a Ercole Spada – por entonces, con apenas 23 años- en mayo de 1960, con premisas para optimizar la aerodinámica y rebajar todavía más el peso del DB4 GT existente.
En la búsqueda por responder a la deportividad solicitada, sin embargo, Spada logró mucho más.
Creó un ícono, uno de los vehículos deportivos más admirados, donde la forma suntuosa fue un alarde de proporciones armoniosas, con líneas que fluyen extensas y asombrosamente hermosas, convocando funcionalidad y elegancia, convirtiendo al DB4 GTZ en una verdadera síntesis del espíritu GT.
El propio Spada definió las líneas de su creación, ”con la tensión, la agresión y el dinamismo de un gato de presa a punto de saltar”.
El DB4 GTZ entregó una silueta más elegante y cerca de proporciones perfectas, combinando esto con un aumento de potencia y una disminución de peso producto de la inclusión de numerosos componentes de aluminio y de perspex en lugar de vidrios.
Del DB4 al DB4 GT y al DB4 GT Zagato, el peso disminuyó de originales 1354 kilos a 1171 y la potencia del seis cilindros, doble árbol a la cabeza de 3.7 litros elaborado por su propio diseñador, Tadek Marek, pasó de 240 a 315 CV, lo que le permitía una máxima de 240 km/h y un 0-100 de 6s4/10.
El interior del DB4 GTZ era limpio, pero todavía ofrecía elementos tradicionales de Aston, tales como el volante Nardi de madera, instrumentos Smiths y cuero de Connolly.
Tan solo se fabricaron 20 unidades DB4 GTZ entre 1960 y 1962 (de los cuales 19 sobreviven), todos se despacharon desde Newport Pagnell viajando hasta el atelier de Zagato en Milán, donde fueron terminados a mano.
Por esta razón, la creatividad artesanal italiana, también fue responsable que ninguno fuera igual a otro: no hay dos DB4 GTZ exactamente iguales!!!.
Además, de los únicos 20 vehículos que se construyeron, siete fueron con volante a la izquierda y 13 fueron con el volante a la derecha.
El primer DB4 GTZ fue entregado en la primavera de 1961 y el último a mediados de 1963. A Elio Zagato, hijo del fundador Ugo, le gustó tanto el auto que hasta compró uno para su uso personal.
El DB4 GTZ debutó en competencia con Stirling Moss al volante en Goodwood durante la Pascua de 1961 (terminó tercero, detrás de un Aston Martin DB4 GT y del ganador, una Ferrari 250 GT).
Cuatro de los chasis originales de Zagato, los números 0191, 0193, 0182 (patente 1 VEV) y 0183 (patente 2 VEV) fueron construidos para la especificación DP207/209, especialmente para competición.
Sin embargo, a pesar de ser conducidos por pilotos de la talla del propio Moss, Innes Ireland, Roy Salvadori y Jim Clark (todos pilotos de F1), los Aston Martin DB4 GTZ no tuvieron una destacada participación deportiva.
Que, sin embargo, le permitió un aura de pur-sang que sumó a pesar de la falta de resultados, logrando una singular combinación que no hizo más que convertir a uno de los deportivo más hermosos de todos los tiempos, y primer ejemplo de la exitosa relación entre Aston Martin y Carrozeria Zagato, en un verdadero sinónimo del estilo italiano.





El DB4 original, cuidadosamente estilizado por Touring...

El DB4 GT by Zagato, desprejuiciadamente tratado por Spada...

Debut deportivo del 2VEV (nº2) en Goodwood. Con Moss al comando, sale primero en medio de una jauría de Ferrari 250, Lotus Elite, Morgan, etc...

...............................................................................................................................................................................

Últimas Noticias: