Deporte 24 HORAS DE LE MANS

TOYOTA PREOCUPA A PORSCHE

wec17-5

13/06/2017. El director del equipo Porsche de LMP1, Andreas Seidl, admitió días atrás que el ritmo de Toyota en el Test Day de Le Mans de principios de junio, fue “impresionante” y que en esa jornada, no podrían haber igualado el ritmo de los autos japoneses. En la quincena de días que mediaron desde aquel domingo hasta la carrera, la prioridad de la marca alemana fue achicar esa ventaja. A partir de mañana se sabrá si lo lograron…

Los tres híbridos TS050 de Toyota ocuparon los tres primeros lugares en el Test Day celebrado el domingo 4 de junio pasado, con Kamui Kobayashi logrando lo mejor con 3m18s132 (247,600 km/h) más de 1s6/10 más rápido que el tiempo de la pole establecido por Porsche con Neel Jani año pasado.
Más impresionante aún fue que el tiempo que marcó el japonés, significó una mejora de cinco segundos respecto a lo conseguido por Toyota en estas pruebas previas de 2016, mientras que Porsche sólo mejoró 7/10 en relación al año pasado.
Por otra parte, la confiabilidad, a menudo factor clave en la impotencia de la marca nipona por ganar las 24 Horas, no dejó resquicios para ningún tipo de análisis: el auto que más vueltas giró fue el TS050 nº9 (Lapierre-Kunimoto-López) con 106 vueltas (más de 1.400 kilómetros) y en el segundo lugar estuvo el Toyota nº 8 (Buemi-Davidson-Nakajima) que dio solo dos vueltas menos.
Como contrapartida, los dos Porsche recorrieron 75 (nº2) y 81 vueltas (nº1), con el agravante de que, el primero de los citados, debió alterar su plan de trabajo por el reemplazo de su motor (pérdida de aceite).
Earl Bamber terminó el día como el piloto Porsche más rápido, pero casi 3s4/10 segundos más lento que el Toyota líder.
El resumen de dichas pruebas dejó serias dudas sobre el ritmo máximo de Porsche para las 24 horas, actuación que llevó a Seidl a admitir que no podría haber igualado el ritmo de Toyota en las pruebas de principios de junio.
El directivo alemán admitió, “Hemos tenido un día de pruebas mixto. Nos centramos en la configuración para la carrera absteniéndonos de la simulación de clasificación. La velocidad de los Toyota fue impresionante, no podíamos haberlos igualado. En los próximos días vamos a analizar los datos de hoy y sacar nuestras conclusiones para mejorar el rendimiento de nuestros autos. A pesar de que no logramos el kilometraje que queríamos, aprendimos lecciones importantes para la carrera respecto a la elección y el desgaste de los neumáticos”, se consoló Seidl.


“Hubiera sido mucho mejor conseguir más tiempo para afinar nuestro 919, pero el cambio del motor alteró nuestro plan de trabajo”, declaró por su parte Timo Bernhard, piloto del equipo alemán.
Andre Lotterer, otros de los pilotos Porsche, por su parte, manifestó, “en comparación con Toyota, quedamos atrás a una sola vuelta rápida, pero no intentamos replicar esto porque ocupamos tiempo trabajando en otras áreas”.
Ahora, ante la inminencia de los entrenamientos y clasificación para las 24 Horas (mañana se inician las pruebas) solo resta preguntarse cuanto habrá podido mejorar Porsche en esta quincena y algunos temas más.... Si solo será suficiente haber comprobado la elección y desgaste de los neumáticos para ser aspirante a la victoria.
Cuantas posibilidades tendrán solo dos Porsche frente a tres Toyota (según los propios directivos de Porsche, este es el número ideal de vehículos para ganar las 24 Horas: “el primero es muy probable que tenga problemas, el segundo, seguramente, los tendrá y, si el ritmo es el correcto, el tercero ganará”). Lo que nos lleva a pensar que ‘Pechito’ estará en ese “tercer auto” de Toyota…
Sin embargo, no debe olvidarse que, en este caso, se estarán enfrentando la marca que más veces ganó en forma absoluta en Le Mans (18 veces) con la que, con potencial muy superior, nunca lo logró.
Pero esto último no parece ser muy tenido en cuenta por la gente de Porsche, mucho mejor hubiese sido haber logrado una performance indicativa superior en las pruebas previas, como sucedió en los últimos dos años.
Y para quien crea en karma, mala suerte o poca fortuna, solo restará saber si la “mufa” tradicional de Toyota (no solo no ganó las 24 Horas, sino que tampoco lo hizo en F1 y en el Dakar) volverá a jugarle a jugarle una mala pasada que, hasta ahora, parece ser lo único que podría impedir que, al fin, Toyota gane las 24 Horas de Le Mans.

El Toyota de 'Pechito', "tercer auto" y ¿candidato?...

.............................................................................................................................................................................

Últimas Noticias: