Especiales NOSTALGIA

PORSCHE CUIDA SU LEYENDA

El Porsche 917K/035 de Rodríguez seguido por el 029 de Siffert en Spa 1971. Una carrera memorable...

25/09/2015. Restauró una de las más destacadas versiones del legendario 917K (en la foto mayor, ganando con Rodríguez-Oliver en Spa '71), que volverá a competir este fin de semana en la Rennsport Reunion 44 años después!...

Porsche es consciente que cada uno de sus modelos de competición se volverá una leyenda en algún momento…
Elocuente forma de sintetizar el éxito de la marca alemana, avalada por gran cantidad de cultores que la adoran, además, por el sentido purista que han sabido incorporar los creadores a cada uno de sus productos.
Una gestión esta última que, entre otras cosas, Porsche propone a través de vivir su historia y sus leyendas como ninguna, manteniendo viva la pasión de sus seguidores a través de restauraciones, reparaciones y todo tipo de asesoramiento.
El Porsche 917K/035 listo para volver a competir en 2015...
Este fin de semana, en el marco de la clásica Rennsport Reunion, que se llevará a cabo en el magnífico escenario de Laguna Seca, California, habrá un nuevo ejemplo.
Allí, volverá a competir el Porsche 917K chasis 035 que, con el binomio Rodríguez-Oliver venció en los 1.000 Kilómetros de Spa-Francorchamps de 1971 a 249,069 km/h de promedio!...
Una carrera memorable porque, se disputó en el Viejo Spa, un semipermanente con caminos rurales de 14,120 km, se definió por apenas 4/10 y llegó segundo otro 917K con Siffert-Bell, quienes lograron el récord de vuelta a casi 261 km/h de promedio. Guarismos inigualables, inclusive para la F1, y luego de dos paradas en boxes por combustible y después de pasar en 71 ocasiones por una horquilla (La Source) de apenas 25 km/h!...
El 917K en cuestión, también participó con éxito en otras pruebas de Sport en los 70, al cabo de lo cual se guardó en el museo Porsche de Zuffenhausen y recién vio la luz en 2009, cuando se repintó con los legendarios colores de Gulf para ser exhibido en la muestra.
En 2012, se le encargó a Porsche Motorsport North America la restauración del modelo para dejarlo como estaba la versión original de 1971 y luego de consultas al archivo de la marca y testigos de aquella época, repaso a una amplia colección de documentos, intervención de los empleados más veteranos de Porsche y con el único agregado no original –por cuestiones estrictas de seguridad- a cargo de un moderno par de cinturones de seguridad (único elemento que puede alterar la originalidad de un clásico), pudo concretarse lo que desde mañana podrá verse al sur de California.
Uno de los más emblemáticos 917 volverá a la pista gracias al bagaje de revalorización de su propia historia que Porsche vuelca en estas verdaderas joyas deportivas sobre ruedas.
La mejor forma de continuar con la leyenda…

Últimas Noticias: